Noticias

ITAKA – ESCOLAPIOS ABRE UN NUEVO ESPACIO ESCOLAPIO

Itaka – Escolapios ofrece un nuevo espacio escolapio donde institucionalmente compartimos misión (y entidad y vida) la Orden, la Fraternidad General, las Demarcaciones y las Fraternidades que quieren. Y no es un espacio cualquiera, sino una realidad institucional conjunta con todo lo que esto supone.

Tener una Fraternidad es un cambio cualitativo para las personas que la forman y para la Provincia que la reconoce. Este cambio se manifiesta de muchas maneras: una de ellas es contar con un lugar compartido con la Orden que sea real, estable, con entidad, con posibilidades de futuro… Itaka – Escolapios ofrece también este espacio institucional (por eso decimos que Itaka – Escolapios es una entidad de integración carismática y jurídica colectiva).

Alguno pensará que todo lo que hemos ido citando ya podemos hacerlo desde la Orden… ¡y es verdad! De hecho, son muchas personas (de la Fraternidad y de fuera de ella) que están colaborando y aportando muchísimo para la vida y misión escolapias. Eso está muy bien. Y habrá que seguir haciéndolo.

Pero hacerlo con el conjunto de la Fraternidad y de forma institucional es otra dimensión. No es sólo que podemos sumar más personas, sino que cambiamos la forma de actuar en las Escuelas Pías: reconocemos un nuevo sujeto escolapio. Este es el cambio y la nueva etapa que podemos comenzar. Itaka – Escolapios es un camino que ayuda a entenderlo y vivirlo.

Alguno puede pensar que todas las funciones indicadas las podría hacer la Fraternidad sola, por sí misma (a no ser que pensemos que siempre ha de ser un sujeto escolapio subordinado a la Orden), pero no hay duda de que los riesgos de irse distanciando de la Orden son grandes y las posibilidades de actuación son menores.

Es mejor, mucho mejor, en lugar de abrir ese camino de autonomía de la Fraternidad, seguir caminando en una entidad compartida, en una titularidad común… en la línea que ya lo está haciendo Itaka – Escolapios. La Fraternidad tiene aquí su identidad y protagonismo que, descubriéndose sujeto y junto con la Orden) va construyendo las Escuelas Pías del futuro y para el futuro. La Orden ayuda a crecer a la Fraternidad, acompañando su mayoría de edad al compartir protagonismo y corresponsabilidad, a la vez que crece en sus propias posibilidades de vida y misión. Esto puede ser más motivo de reflexión en el próximo encuentro, aunque ya aquí es una cuestión clave.