Noticias

ITAKA – ESCOLAPIOS, UN ABANICO DE POSIBILIDADES

Itaka – Escolapios ofrece muchas posibilidades y cumple muchas posibles funciones:

  • Ayuda a la misión actual en los colegios, aportando un potencial de proyectos, de misión compartida, de otro enfoque educativo más allá del tiempo, calendario y espacio colegial… Un colegio, con una comunidad religiosa y/o de la Fraternidad, con un Movimiento Calasanz y con una sede de Itaka – Escolapios es mucho más que un colegio. En estos momentos estamos estudiando la posibilidad de un programa transversal que ayude a situar con más intensidad en los colegios la educación política, la acción social, la clave de transformación social…
  • Ayuda al Movimiento Calasanz, al ofrecer una cierta estructura de apoyo para iniciarlo y de referencia cuando va creciendo. No es casualidad que cuando el Movimiento Calasanz está integrado en la Red de Itaka – Escolapios crece más y con más fuerza: la sinergia con los demás proyectos, la vinculación de la Fraternidad, la formación que pueden ofrecer las escuelas de educadores oficiales… son posibilidades más accesibles desde Itaka – Escolapios.
  • Ayuda a la pastoral vocacional, implicando a más agentes escolapios de manera más formal y llegando a más personas y a más ámbitos de esas mismas personas y del entorno.
  • Ayuda a crear itinerarios a las distintas modalidades de participación, al ser ya Itaka – Escolapios una forma de compartir y participar desde distintas realidades.
  • Ayuda en la actitud de “estar en salida”, por la flexibilidad de actuación que ofrece, por la capacidad de poner rápidamente en marcha nuevas iniciativas.
  • Ayuda en el desarrollo de la Educación no Formal. Es un ámbito que tiene hoy gran importancia, pero siempre con el riesgo de personalismos y de poca continuidad. Una Red como Itaka – Escolapios da consistencia a estos proyectos: basta ver la cantidad de proyectos que llevamos ya (la mayor parte de los 200 proyectos) y su sostenibilidad en recursos y personas.
  • Ayuda en la puesta en marcha de nuevos proyectos, en los lugares donde ya estamos o en nuevas presencias.
  • Ayuda en la expansión y consolidación de la Orden.
  • Ayuda para la pastoral y el nacimiento de las Fraternidades.
  • Ayuda en el camino de ganar identidad en la Fraternidad